¡Hola sinvergüenza!

La vergüenza tiene su origen en el Edén. Adán y Eva comieron del fruto prohibido y en ese momento se le abrieron los ojos, de pronto y sintieron vergüenza por su desnudez. Entonces cosieron hojas de higuera para cubrirse. Génesis 3:7 La vergüenza dice: «Hay algo mal en mí. Yo...

¿Necesitas ayuda?