EL ESPLENDOR DE LA SEGUNDA CASA

El profeta Hageo escribió: Ustedes siembran mucho, pero cosechan poco; comen, pero no quedan satisfechos; beben, pero no llegan a saciarse; se visten, pero no logran abrigarse; y al jornalero se le va su salario como por saco roto. Hageo 1:2-6 ¿Y cuál es la razón de esto? Construyen casas...

¿Necesitas ayuda?